jueves, 23 de agosto de 2012

Transparencia


   Transparencia

Yo creí que era sincero
pues no engañaba a los otros,
pero es algo más que eso:
mostrar que somos nosotros.

Ser sincero es mucho más,
es el valor de exponerse,
es saber mostrar el alma,
es además ofrecerse.

Ser sincero es ser frágil
sin verguenzas de llorar,
es hablar lo que uno siente
sin mentir y sin dañar.

Ser sincero es no cubrir
con máscaras sentimientos,
y también bajar las armas
y ofrecer el pecho abierto.

También es romper los muros
que nos ocultan al mundo,
y mostrales a la gente
ese nuestro yo profundo.

Ser sincero es aflorar
sin verguenza la dulzura,
y al mundo derramar
nuestro caudal de ternura.

Ser sincero es preferir
razones del corazón,
aara  así saber callar
la dureza en la razón.

Ese nudo en la garanta
es sincero deshacer,
lavar la pena en el llanto
sin las críticas temer.

Es bueno reconocer
errores que cometemos,
las cosas que ignoramos
y los miedos que tenemos.

Ser sincero es ser cortés
sin acusar ni agredir,
sin burlar ni avergonzar,
sin insultar ni mentir.

Ser sincero es compartir
con las personas que quieres
alegrías y tristezas
sin que un retorno esperes.

La verdad es que yo creo
sincero es ser transparente
pues transparente seré
aunque critique la gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario